El sector inmobiliario se recuperará en un plazo de entre uno y dos años si la banca vuelve a confiar en las posibilidades de negocio de la construcción y finaliza la crisis financiera provocada por la falta de liquidez, lo cual podrá solucionar el Banco Central Europeo si baja los tipos de interés. Así lo ha pronosticado hoy el socio director de la consultora KPMG Juan Latorre tras presentar un estudio sobre la situación del sector en la Comunitat Valenciana a través de los resultados de veintiuna grandes empresas durante 2006, cuya cifra de negocios alcanzó los 1.856 millones de euros, 389 más que el año anterior.