Kimmberly-Clark Corp informó el martes una caída de sus ganancias del primer trimestre, golpeadas por mayores gastos en intereses. Pero la debilidad del dólar le ayudó a impulsar sus ventas en el extranjero y los incrementos de precios colaboró en mitigar los aumentos de costos, señaló la compañía. El fabricante de los pañales Huggies y los pañuelos Kleenex anunció utilidades trimestrales de 440,9 millones de dólares, frente a los 452 millones de dólares en el mismo período del año anterior. Las ganancias por acción aumentaron respecto del primer trimestre del 2007, de 98 centavos de dólar a 1,04 dólares, debido a una disminución en el número de títulos en circulación. Las ventas crecieron un 9,7%, a 4.810 millones de dólares.