KBW mejora BPI de inferior al mercado a igual al mercado y eleva su precio objetivo hasta los 2.5 euros por una menor previsión de provisiones por morosidad, sólida posición de capital y la perspectiva de mejora de negocio en Angola. Agrega que los bancos portugueses se enfrentan a menos riesgos que los de España dado que Portugal no tuvo una burbuja inmobiliaria y está sufriendo menos por la subida del desempleo. Aun así, la correduría advierte que el crecimiento de los ingresos en Portugal podría ser bajo