El grupo bancario y asegurador belga KBC ha obtenido en los primeros nueve meses de 2007 un beneficio neto de 2.572 millones de euros, lo que supone una disminución de un 8% comparado con los 2.797 millones del mismo periodo del año anterior. El resultado de explotación (EBIT) se ha situado en 2.662 millones de euros en los primeros nueve meses del año, una disminución del 8,9% en comparación con igual periodo de 2006, y su EBITDA (beneficios sin amortizaciones) se ha reducido un 9,2%, hasta 3.447 millones de euros.