JP Morgan eleva la recomendación de la petrolera española desde infraponderar a neutral.