El banco de inversión estadounidense JPMorgan Chase, que el pasado mes de marzo tuvo que acudir al rescate junto a la Reserva Federal de su rival Bear Stearns, ha reconocido que desde el pasado mes de julio acumula pérdidas por importe de 1.500 millones de dólares (algo más de mil millones de euros). "Respecto al tercer trimestre, hasta la fecha, la condiciones del mercado se han deteriorado considerablemente respecto al segundo trimestre. Particularmente, los diferenciales sobre valores respaldados por hipotecas se han ampliado de manera acusada provocando que la entidad incurra en pérdidas de, aproximadamente, 1.500 millones de dólares en lo que va de trimestre", ha informado el segundo mayor banco de inversión de EEUU por valor de mercado.
Además, la entidad ha advertido de que las provisiones por pérdidas crediticias en la unidad de consumo podrían incrementarse "sustancialmente" como resultado de mayores pérdidas en el segmento minorista de servicios financieros y de tarjetas de crédito. En este sentido, la cúpula directiva del banco prevé un "deterioro continuado" en la tendencia crediticia de la cartera de consumidores, lo que provocará probablemente nuevas provisiones durante el resto del ejercicio. "La actuales previsiones de la entidad contemplan el mantenimiento del deterioro de la economía de EEUU, así como que los mercados de capitales continúen bajo presión, al mismo tiempo que se mantiene la caída de de precios inmobiliarios. Estos factores han afectado y probablemente continuarán afectando negativamente a las cuentas de la entidad", ha explicado el banco. De este modo, ante las caídas en el precio de la vivienda en algunas regiones específicas y la ralentización del crecimiento económico, la entidad espera que las cargas trimestrales en la cartera de patrimonio inmobiliario aumenten durante el resto de 2008, mientras que las cargas por hipotecas 'prime' y 'subprime' podrían aumentar "significativamente" en la segunda mitad de 2008 y su deterioro podría continuar en 2009. Por otro lado, JPMorgan Chase reconoció que el volumen de activos de 'nivel 3', o ilíquidos, alcanzaron los 55.700 millones de dólares en los seis primeros meses del año, principalmente por la adquisición de 41.500 millones de dólares en activos de 'nivel 3' tras la compra de Bear Stearns. Asimismo, el diario británico 'Financial Times' apunta que el banco de inversión se vio forzado a asumir depreciaciones en su cartera de 33.000 millones de dólares en valores respaldados por hipotecas ante la caída de precios registrada en julio, en parte provocadas por la decisión de su homólogo Merrill Lynch de vender al fondo Lone Star una cartera de este tipo de valores a un precio casi cinco veces a su valor nominal. JPMorgan Chase obtuvo un beneficio neto de 2.003 millones de dólares (1.265 millones de euros) en el segundo trimestre del año, un 52,7% menos que en el mismo periodo del año anterior, tras duplicar sus provisiones, hasta 4.285 millones de dólares (2.705 millones de euros) especialmente por la evolución del segmento de préstamos al consumo, en el que se incluyen hipotecas 'subprime' y 'prime', así como tarjetas de crédito.