JP Morgan reitera su recomendación sobre Carrefour de mantenerse neutral y fija el precio objetivo de la compañía francesa en 55 euros.