JP Morgan ha incrementado el precio objetivo de las acciones de la petrolera desde los 16,5 euros iniciales hasta los 17,4 euros. En la última sesión, Repsol despuntó un 2,25% hasta los 16,78 euros.