El empresario José Ramón Carabante ha acordado comprar el 6,4% del capital social de Colonial que actualmente tiene Reyal Urbis a un precio de 4 euros por acción, lo que eleva la operación a 352,09 millones de euros, informaron hoy las empresas.
En virtud de esta transacción, Reyal Urbis, la inmobiliaria controlada por Rafael Santamaría, sale del capital de Colonial, mientras que, por contra, Carabante eleva hasta el 11,4% la participación del 5,055% que ya tenía en este grupo inmobiliario controlado y presidido por Luis Portillo. De esta forma, Carabante disputará la posición de segundo accionista de referencia de Colonial con la también inmobiliaria Nozar, que tiene un 11,47% del accionariado. Luis Portillo es el primer socio de Colonial con un 37,74% de su capital, en el que también están presentes Alicia Koplowitz (8,91%) y el empresario inmobiliario Aurelio González (5,2%). Colonial es fruto de la reciente fusión de Colonial e Inmocaral, a la que en breve se sumará Riofisa, adquirida a través de una oferta pública de adquisición (OPA) cuyo plazo de aceptación concluyó ayer lunes. Además, el grupo de Portillo es el segundo máximo accionista del grupo de construcción y servicios FCC, con un 15% de su capital, por detrás de la empresaria Esther Koplowitz. Transacción en el último trimestre En virtud del acuerdo de compra-venta, Reyal Urbis otorga una opción de compra sobre el paquete de 88,02 millones de acciones de Colonial con que cuenta, representativos del 6,4% de su capital, a Delfos, sociedad de Carabante. La opción será ejercitable desde el 10 de octubre y hasta el 16 de diciembre de este año, al mencionado precio de 4 euros por título. Además, incluye los derechos de suscrición preferente que esta participación tiene en la ampliación de capital que actualmente tiene en marcha Colonial. El precio acordado para la transacción es un 2,43% inferior al del cierre de Colonial ayer en bolsa (4,10 euros por título). Empresario del sector José Ramón Carabante, malagueño y amigo de Portillo, es también un empresario del sector inmobiliario. Preside el Grupo 2000, compañía actualmente estructurada en dos divisiones, una inmobiliaria y otra inversora, denominada Corporación Financiera Issos. Esta última sociedad está presidida por el ex ministro socialista y ex presidente de CLH Miguel Boyer, y se puso en marcha a finales del pasado año. Corporación Financiera Issos nació con fondos propios de 700 millones de euros y con intención de invertir en sectores como la banca, la sanidad, las energías renovables, petróleo, gas o construcción, según informaron entonces.