Wall Street mantiene las pírricas subidas del inicio de la sesión. Los principales índices siguen luciendo en verde, aunque con ganancias muy limitadas. A estas alturas de la sesión el Nasdaq sube un 0,013%, el DJ un 0,10% y el S&P se coloca por encima de 1.680 puntos al subir un 0,5%.

La bolsa estadounidense sigue tal y como comenzó la jornada; prácticamente plana después de que conocerse que el dato del ISM Manufacturero del Estado de Nueva York ha estado por encima de las previsiones de los expertos. La cifra ha servido a los inversores para compensar el jarro de agua fría que ha supuesto el dato de ventas minoristas de junio en el país.

Así, el ISM Manufacturero ha se ha acelerado hasta 9,46 puntos en julio, frente a los 7,84 del mes anterior. Los expertos afirman que una lectura por encima de 5 indica expansión económica.

Las cifras del consumo minorista no han acompañado y han supuesto una auténtica decepción para los ánimos de los inversores que esperaban una mejora de un 0,8%, frente al mes anterior. Sin embargo, la cifra final ha dejado al descubierto una subida de apenas un 0,4%.

Por si fuera poco, el dato de mayo también se ha revisado a la baja con un aumento del 0,5% frente al 0,6% que se había publicado inicialmente.

Estas subidas apuntalan los niveles que alcazaron el pasado viernes el Dow y el S & P 500 cerraron en máximos históricos, mientras que el Nasdaq lo hizo en el mayor nivel de una década.

La cifra positiva de la sesión la ha puesto  Citigroup, que ha sorprendido positivamente a los expertos al publicar un aumento del beneficio del 42% frente al mismo periodo del año anterior. En total el banco estadounidense ha ganado 4.182 millones de dólares hasta finales de junio. (Ver: el beneficio de Citigroup aumentó un 42%)