La batalla a nivel empresarial y bursátil de estas dos compañías recuerda al enfrentamiento entre David y Goliat, un enfrentamiento que acababa con la supremacía del más pequeño. ¿Sucederá lo mismo entre Jazztel y Telefónica? Lo cierto es que, tras dar la campanada con la suspensión de dividendo por parte de la operadora presidida por César Alierta los expertos se han lanzado a alabar la situación de su competidora Jazztel. Analizamos las variables que apuntan a un futuros prometedor de la acción del Mercado Continuo. 
 
La historia reciente de Jazztel es de las pocas entre las compañías cotizadas españolas que ofrece señales de superación en tiempos de crisis. Sus cuentas han destacado entre las presentadas esta semana superando las expectativas y, más aún, pasando a ser el valor estrella del sector de utilities luego que Telefónica anunciara la alteración de su política de retribución al accionista. Cuando el miércoles por la tarde la directiva de Telefónica comunicaba la suspensión de dividendo para este año y la reducción de hasta un 50% la retribución de 2013 los inversores se llevaron las manos a la cabeza. No parece convencer la idea de que esta decisión vaya a repercutir positivamente en su cotización a aquellos inversores ‘rentistas’ clásicos del valor por la incorporación al valor patrimonial del título, ni tampoco a aquellos que simplemente ven que su situación técnica se ha debilitado. Frente a los malos augurios sobre Telefónica, para los inversores adeptos a las operadoras los expertos ya ofrecen una alternativa de inversión: Jazztel. El David de las utilities españolas cotizadas brilla con luz propia desde hace tiempo, dentro y fuera de la bolsa. Sus cifras del primer semestre hablan por sí solas:

- Ganó 30,9 millones, un 10% menos que en 2011. La reducción de las ganancias se vio justificada por la disminución en el registro de ingresos por impuesto de sociedades, que tuvo un impacto de 19,2 millones de euros.
- La liquidez al terminar el semestre era de 92,8 millones (1,8 millones de caja restringida), mientras que la deuda se redujo hasta los 61,9 millones, un 48% menos que un año antes.
- El 85% de las previsiones de beneficios para el ejercicio 2012 están cubiertas hasta junio. En el próximo trimestre prevén cubrirlas en su totalidad.
- Llevan 2 años y medio presentando resultados por encima de las expectativas del mercado y de las previsiones de la compañía.

De todo ello, Jorge del Canto, analista independiente, destaca que “el agujero financiero que tiene Jazztel se podría cubrir con los beneficios de un solo ejercicio y, aun así, seguiría reportando ganancias.”. Sin embargo, Telefónica, con una deuda financiera de 58.310 millones y un OIBDA semestral de 10.431 millones, se ha visto obligada a recortar su dividendo, medida con la que pretende ahorrar 6.800 millones (2.700 millones en 2012 y 4.100 millones en el segundo trimestre de 2013), y realizar otras desinversiones por valor de 4.600 millones (participación en la operadora Portugal Telecom, la agencia de viajes Rumbo, el operador de contact center Atento y algunas torres de telefonía). Hagan ustedes mismos las cuentas. Desde luego, a Telefónica le costará más de un ejercicio cubrir su socavón financiero con estas nuevas medidas.

Por otro lado está la situación técnica de ambos valores. Telefónica "recuperó posiciones con fuerza después de aproximarse a la zona de soporte clave de mercado comprendida entre 7,84 / 7,72 euros, lo que permite que, en gráfico semanal, el precio comience a formar un martillo, figura de giro al alza en gráfico de velas japonesas que viene acompañado por niveles de sobreventa extremos (ver indicador MACD en ventana central del gráfico) que, en ocasiones anteriores, han favorecido un rebote", dice Luis Francisco Ruiz, analista de Estrategiasdeinversion.com. Sin embargo, "éste sólo es un escenario de consolidación del precio, no de cambio de tendencia, debido a que la estructura de precios continúa presentando máximos decrecientes con medias móviles cruzadas a la baja y volumen de negocio decreciente".  De hecho, Del Canto cree que "tiene riesgo de caída hasta niveles de 4,60-4,40 euros en los próximos meses, zona en la que volvería a ser interesante comprar el valor".

COTIZACIÓN TELEFÓNICA:



Jazztel “aunque está pagando también las consecuencias del escenario actual, se encuentra en tendencia alcista”, dice Roberto Moro, de apta Negocios. "La acción recupera posiciones con fuerza después de establecer un nuevo mínimo anual en 3,99. Movimiento que viene acompañado por un incremento en el volumen y que incorpora momento positivo a corto plazo", dice Ruiz Noguero. Además, "una consolidación a cierre diario por encima de 4,67 confirmaría la ruptura de la directriz bajista y dejaría al precio por encima de la media móvil simple de 40 sesiones y sin resistencia significativa hasta el máximo anual situado en 5,25". Si Jazztel llega a esta zona sería momento de "abrir largos a favor de la tendencia alcista de fondo; no podemos olvidar que la serie de precios conserva una estructura de máximos / mínimos crecientes y que las medias móviles de largo plazo se mantienen cruzadas al alza", afirma el experto de Estrategiasdeinversion.com.

Este contraste bursátil se refleja en la evolución de ambos valores durante el año: Telefónica ha perdido un 36% de su valor, mientras que Jazztel se ha revalorizado un 12,50%.

COTIZACIÓN JAZZTEL:


En cuestión de política de retribución al accionista están empatadas. Actualmente ninguna de las dos compañías los reparte. La decisión de Telefónica de suspenderlo este año levanta ampollas y suspicacias con respecto a las promesa de recuperarlo, al 50%, en 2013. Por ello, Roldán dice que “Telefónica ha sido la ‘novia’ de los amantes del dividendo, pero se nos ha caído un mito. Ahora se va a convertir en una ‘fea durmiente’ estos 2 ó 3 años hasta que recupere la política de dividendo”. Jazztel, por su parte, se baraja retomar el reparto de dividendos de cara a 2013, ya que actualmente tienen un bono que limita este pago hasta abril de 2013. Jorge del Canto se muestra confiado en que “en cuanto paguen esta deuda volverán a repartirlo”.

Pero, por muchos méritos que Jazztel haga, aún no se le ha concedido el privilegio de cotizar en la primera división bursátil española: el Ibex 35. El impedimento es claro: no alcanza el mínimo exigido de 0,30% de liquidez. No obstante, “si la acción se mantiene en estos meses por encima del nivel de 4,1 euros alcanzará esa liquidez requerida y en la revisión del Ibex 35 de finales de año entrará en el índice”, afirma convencido Del Canto.