La compañía telefónica cae el 6,25%, una de las cotizadas más castigada por los inversores, después de que Vodafone comunicara la compra de los negocios de Tele2 en Italia y España. En lo que va de año, la compañía acumula unas minusvalías del 27,42%. La empresa declaro el mes pasado que estudiará las oportunidades que se presenten en el mercado y que le ayuden a aportar valor a sus accionistas.