Kaoru Yosano, ministro de Economía y Finanzas de Japón, dijo el lunes que el país está dispuesto a poner en marcha medidas de estímulo económico que "superarán con creces" el 2% del Producto Interior Bruto, que cumplirían el objetivo fijado por el Fondo Monetario Internacional. En declaraciones a The Wall Street Journal, Yosano también dijo que sin el estímulo fiscal y otras medidas del Gobierno, la economía podría deteriorarse según lo predicho por el FMI, que recientemente dijo que el PIB de Japón se contraería un 5,8% en 2009. El FMI ha instado a los países a aumentar el estímulo fiscal hasta al menos un 2% del PIB para fomentar el crecimiento. Del Grupo de 20 economías desarrolladas y emergentes, el FMI ha indicado que sólo algunas, como Estados Unidos y China, alcanzarán este objetivo en 2009.