Japón instalará "redes inteligentes" de electricidad ("smart grids") en más de 4.000 hogares del país, en un proyecto en el que participan el Gobierno y empresas como Toyota y Nippon Steel, informaron hoy fuentes oficiales.

El objetivo es recortar las emisiones de CO2 gracias a redes que distribuyen la electricidad de forma "inteligente", de modo que los eventuales excedentes de energía de algunas zonas se desvían a otras en tiempo real.