El grupo japonés JAL podría reducir en un 30% su plantilla hasta marzo de 2013, lo que supondría suprimir unos 15.600 empleos, para hacer frente a las deudas que arrastra y que ascienden a 860.000 millones de yenes (6.404 millones de euros), según el fondo estatal Enterprise Turnaround Initiative Corp (ETIC), encargado del plan de viabilidad de la compañía. La medida podría anunciarse la próxima semana, a partir del 19 de enero, en el marco del plan de rescate que prepara el Gobierno nipón para proteger a JAL, la mayor aerolínea japonesa por ingresos, de la bancarrota y podría completarse antes de finales de abril de 2013.