La Comisión Europea confirmó hoy que ha recibido la respuesta de las autoridades italianas a la investigación abierta por Bruselas el pasado 11 de junio sobre el préstamo de 300 millones de euros concedido por el Gobierno de Roma para salvar de la quiebra a la aerolínea Alitalia. El Ejecutivo comunitario considera que este préstamo podría constituir una ayuda pública ilegal. La Comisión explicó que no realizará ningún comentario sobre el contenido de la respuesta de Italia o sobre la investigación hasta que haya concluido. La decisión del 11 de junio se publicará en el Diario Oficial de la UE en los próximos días. A partir de ese momento, los rivales de Alitalia y todas las partes interesadas tendrán un mes --que podrá prorrogarse para tener en cuenta las vacaciones veraniegas-- para presentar a Bruselas sus propias observaciones.