Italia lanzó hoy un plan de infraestructuras con un presupuesto de casi 18.000 millones de euros, en el que el proyecto estrella es la construcción de un puente en el estrecho de Messina, entre Sicilia y la península, informa la prensa italiana. El plan destina los primeros 1.300 millones de euros del proyecto del puente sobre el estrecho, que según los cálculos del Gobierno costará 6.100 millones de euros. El proyecto del puente entre Sicilia y la región sueña de Calabria es uno de los proyectos fetiche del primer ministro, Silvio Berlusconi, que lo ha recuperado ahora después de que el anterior Gobierno de centro-izquierda lo desechase y él mismo no pudiera llevarlo a cabo durante su anterior legislatura.