El índice ISM manufacturero en agosto de EE.UU. se situó en 52,9 puntos, frente a los 50,5 vaticinados por el mercado. Estos resultados fueron mejores de lo esperado por lo que da otra señal de salida de la recesión.