El ministro del Petróleo de Irak, Husein al-Shahristani, dijo que el ministerio estaba revisando las oferta presentadas por Eni, Nippon Oil  y Repsol YPF para el desarrollo del yacimiento petrolero de Nasiriyah, en el sur del país y uno de los mayores del mundo. "Estudiamos las ofertas técnicas presentadas por estas empresas", indicó Al-Shahristani a Dow Jones Newswires al margen de una reunión entre el gobierno iraquí, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en la capital jordana, Amán. El yacimiento petrolífero de Nasiriyah tiene reservas estimadas de crudo de unos 4.000 millones de barriles. Si se desarrolla, el yacimiento podría producir hasta 300.000 barriles diarios, según expertos del sector iraquíes. "Les hemos pedido (a Eni, Nippon y Repsol) que presenten sus ofertas comerciales, las analizaremos y elegiremos la mejor", aseguró. El conflicto bélico, las sanciones económicas, la falta de inversión y la violencia han impedido a Irak, que tiene las terceras mayores reservas de petróleo del mundo, aumentar su producción hasta los niveles anteriores a la guerra.