El ministro del Petróleo de Irak, Mahmud al Shahrastani, dijo hoy que su país y sus socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) desean aumentar los precios del crudo, porque las actuales cotizaciones no son rentables. "Procuramos con los otros países de la OPEP controlar los precios y subirlos, porque han llegado a ser no lucrativos e injustos por lo que debemos corregirlos", remarcó el ministro en declaraciones difundidas por la televisión iraquí Al Charquiya.
Irak, que posee la tercera reserva mundial de crudo, desea aumentar su actual producción petrolera de unos 1,44 millones de barriles diarios para disponer de fondos que permitan financiar los proyectos de reconstrucción que necesita el país.

El vicepresidente iraquí, Tarek al Hachemi, advirtió hoy en un comunicado de que Irak tendrá un problema financiero este año si continúa el descenso de los precios del petróleo, por lo que subrayó la necesidad de buscar nuevos recursos económicos y luchar contra la corrupción.

La OPEP se reunirá el próximo 15 de marzo en Viena y ha enviado señales distintas sobre la posible medida que pueda tomar: dejar la producción actual o recortarla más para impulsar los precios.