Los precios a la producción de Alemania han caido un 0,1% en junio con respecto al mes anterior, mientras la tendencia interanual se ha incrementado un 1,1%. La moderación en la tendencia de los precios a la producción se debe sobre todo a un abaratamiento de la energía.