Menudo subidón que estos días han vivido las financieras europeas, pero ya va siendo hora de apostar por ellos, mejor recoger plusvalías. Los problemas de deuda periférica y las dificultades de financiación siguen haciendo sombra a estas entidades. Cómo alternativa, los medios de comunicación.



Al sector financiero le vuelven a crecer los enanos. Las subidas de las últimas dos sesiones parece que se quedarán en un sueño con los días contados. Varias casas de análisis hoy se apresuraban a recomendar alejarse de los bancos, mientras que las únicas voces defensoras surgían dentro del propio sector.

Mientras Sabadell aumentaba el peso de las financieras en su cartera porque, a su parecer “están a precios atractivos y los problemas de crisis soberana se han relajado”, Link recomendaba hacer caja de los rebotes y, en especial se cebaba con la banca española. Para esta casa de análisis la tormenta no ha terminado de pasar y “las financieras nacionales afrontan un 2011 muy complicado, lo que seguirá pesando en sus cotizaciones en bolsa”. Además, la acumulación de activos inmobiliarios en el balance que mostró Banesto ayer no es nada positivo pues, “según la valoración que se haga de esos activos acumulados en balance depende en gran medida la imagen que transmita el sector”, justificaba el broker.

También Banesto se convertía en el blanco de la diana de Deutsche Bank. La alemana le ha bajado el precio objetivo a la recién descendida a segunda división española, desde los 9,4 a los 8,9 euros por acción, aunque cree que los títulos, de momento, se pueden mantener.

Pero no sólo la banca española recibe el revés de los brokers hoy, también la entidad suiza Julius Bär recibía una bajada de recomendación por parte de Crédit Suisse hasta neutra.

Pero no todo es negativo. La niña bonita de los expertos hoy es Telecinco. JP Morgan ha mejorado su recomendación sobre la española desde infraponderar hasta sobreponderar. Parece que los inversores siguen los consejos de las casas de análisis, pues Telecinco se sitúa en la parte alta del Ibex 35 con un ascenso del 2,44%, mientras que toda la banca se tiñe de rojo, especialmente Banesto, que cede un 2%.