El fabricante estadounidense de microprocesadores Intel registró en el conjunto de 2009 una caída de su beneficio neto del 17,4% respecto al ejercicio precedente, hasta los 4.369 millones de dólares (3.032 millones de euros), informó la compañía.