El fabricante estadounidense de microprocesadores Intel aumentó hoy sus previsiones de ingresos para su tercer trimestre fiscal ante una evolución de la demanda mejor de lo previsto. Concretamente, el grupo prevé registrar unas ventas situadas entre  los 8.800 y los 9.200 millones de dólares (6.129 y 6.407 millones de euros) frente a una anterior estimación, de entre 8.100 a 8.900 millones de dólares (5.641 y 6.200 millones de euros).