Intel reconoció hoy que los ingresos de la compañía en el área corporativa han sido "flojos" en 2009 debido a la ralentización de la inversión de las compañías en tecnología y advirtió que, debido a este recorte de los gastos en TIC, las firmas españolas pueden quedarse "atrás" respecto a sus homólogas de otros países. "La parte corporativa en España ha sido la más floja debido a la ralentización de la inversión tanto en grandes como en pequeñas empresas. Si las compañías españolas no hacen un mayor esfuerzo inversor pueden quedarse por detrás de las empresas de otros países", avisó el director de nuevas líneas de negocio de Intel, Norberto Mateos Carrascal.