El nuevo grupo Inmocaral-Colonial, fruto de la fusión de ambas compañías, cerró el primer trimestre del año con activos inmobiliarios por valor de 9.455 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,5% respecto a la tasación del cierre de 2006, informó la inmobiliaria.
La mayor parte del patrimonio inmobiliario del grupo procede de los activos de alquiler, la mayor parte oficinas, ubicados en París, Madrid y Barcelona, que al acabar el mes de marzo alcanzaron los 6.748 millones de euros, un 71% del total. La compañía considera que la demanda de inversión en estos activos de alquiler se encuentra en un "excelente momento", como consecuencia de sus "niveles récord" de ocupación y de las "favorables perspectivas de evolución de los niveles de renta en los próximos años". Inmocaral-Colonial eleva el valor conjunto de sus activos hasta los 13.000 millones de euros al sumar su participación del 15% en FCC y la futura adquisición de Riofisa, sobre la que ha lanzado una opa tras alcanzar un acuerdo para comprar el 50,001% que está en manos de la familia Losantos, lo que le asegura el éxito de la operación.