El banco holandés podría estar buscando comprador para su división de banca privada en Europa y Asia, según informa hoy el diario estadounidense The Wall Street Journal, que cita a fuentes próximas a la operación. De acuerdo con el rotativo, el proceso de venta se encuentra todavía en una fase incial y podría prolongarse durante meses.
Entre los interesados en dicha unidad de negocio, que estaría valorada en más de 1.000 millones de dólares, figuran Credit Suisse y Standard Chartered, así como otras entidades de Singapur y Australia. 


Habrá ampliacíón