Las acciones de Iberdrola han recibido una mejora en la recomendación por parte de ING desde mantener a comprar por el impacto positivo de la integración de Scottish Power. El precio objetivo de ING para la segunda eléctrica española ha pasado de 35,50 a 46,50 euros.
En la sesión del jueves, las acciones de Iberdrola bajaron un 0,32 por ciento, hasta los 41,48 euros.