ING ha elevado su recomendación sobre Repsol hasta "mantener". Los títulos de la petrolera cerraron ayer en 24,5 euros, tras caer un 1,88%, y acumulan una caída del 6,5% en lo que va de 2007.