ING duda de la capacidad de Telefónica para alcanzar sus previsiones de reparto de dividendo en 2012 debido al efecto de la inflación en Venezuela y las repercusiones que esta circunstancia podría tener en las cuentas de la compañía en el país latinoamericano. "Se cuestiona la capacidad de Telefónica para hacer crecer su dividendo en un 52% hasta alcanzar el objetivo de 1,75 euros por título para el 2012", indicó el analista del banco.