Los títulos del fabricante de chips Infineon Technologies han llegado a subir más de un 3%, recuperándose tras el desplome justo posterior a la apertura, por las esperanzas de los inversores de que venda su filial Qimonda. Qimonda presentó a última hora del lunes unas decepcionantes cifras del segundo trimestre y su empresa matriz Infineon señaló que para reducir su inversión en Qimonda realizará una rebaja de valor contable de 1.000 millones de euros en la filial en el segundo trimestre. Esto provocó que las acciones de Infineon cayeran un 4,2% a primera hora del martes.