Infineon Technologies AG ha registrado una caída en su ebit (beneficio neto de explotación) de 280 millones de euros durante el tercer trimestre frente al beneficio de 49 millones del mismo periodo del año anterior. Una cifra peor de lo esperado por el mercado. La pérdida neta de tercer trimestre se amplió de 23 a 197 millones, frente a la previsión de unos números rojos de 148 millones. Por su parte las ventas bajaron hasta 1.751 millones respecto a los 1.972 millones anteriores. La compañía prevé unos mayores ingresos para el cuarto trimestre, sin incluir a su negocio de fabricación de chips Qimonda. Además, el grupo prevé un fuerte crecimiento en su ebit de cuarto trimestre, aunque no ha facilitado más detalles al respecto.