El fabricante de semiconductores alemán Infineon Technologies AG anunció el jueves que volvió a registrar un beneficio en el cuarto trimestre fiscal por la creciente demanda de sus chips lógicos y porque los resultados del mismo periodo del año pasado se vieron afectados por fuertes pérdidas en su filial de chips de memoria Qimonda. Para el actual primer trimestre, la compañía espera ventas similares a las del cuarto trimestre, aunque prevé que aumentarán al menos un 10% en el año fiscal 2010, que finaliza el 30 de septiembre.