El Ministerio de Industria ha dado ya el visto bueno a un real decreto que recogerá los detalles de la colocación antes de fin de año entre entidades bancarias de la deuda eléctrica, conocida como déficit de tarifa, según reveló hoy el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.
Durante una conferencia con analistas para presentar los resultados semestrales de Iberdrola, Sánchez Galán afirmó que "en este momento todos los documentos necesarios para la titulización están en el Consejo de Estado en trámite de urgencia tras pasar por el Ministerio de Industria".

La norma, explicó, parte de un "documento" realizado por el Tesoro que ha sido "validada" por el departamento dirigido por Miguel Sebastián y que se encuentra en el Consejo de Estado para su posterior aprobación en el Consejo de Ministros.

"Espero que en una semana o en diez días pueda el Consejo de Estado devolverlo para que el Consejo de Ministros, si hay alguno en agosto, pueda aprobarlo, para poder titulizar el déficit antes de fin de año", afirmó el presidente de la eléctrica.

Para acabar con el déficit, que a finales de 2008 rondó los 14.000 millones, el Real Decreto Ley 6/2009, aprobado a finales de abril, creó un Fondo de Titulización para financiar la deuda, concedió avales de Estado a su titulización y trasladó a las eléctricas o a los presupuestos del Estado algunas partidas incluidas en la tarifa eléctrica.

El Gobierno dotó el nuevo fondo con 10.000 millones de euros y fijó un máximo al desajuste que se genere cada año hasta 2012. En concreto, el déficit no podrá superar los 3.500 millones en 2009, los 3.000 millones en 2010, los 2.000 millones en 2011 ni los 1.000 millones en 2012.

Este fondo emitirá valores relacionados con el déficit reconocido y pendiente de cesión a terceros. Al mismo tiempo, el Estado avalará los derechos de cobro generados entre el 1 de enero de 2009 y el 31 de diciembre de 2012 que se cedan al fondo.

En la actualidad, Iberdrola financia 2.875 millones de la deuda eléctrica. "Estamos pensando que vamos a recuperar todo el déficit de 2006 y de 2008", afirmó el director financiero de Iberdrola, José Sáinz Armada.

BONO SOCIAL.

Por otro lado, Sánchez Galán aseguró que el nuevo bono social, que costean las eléctricas y que equivale a una congelación de la tarifa eléctrica a colectivos desfavorecidos, "apenas supone el 3% del volumen de energía" de Iberdrola.

"El impacto sobre la cantidad que representa en cuanto al volumen de energía es muy limitado", explicó el presidente de la compañía, antes de considerar que el importe final del bono social "dependerá más del precio futuro" de la energía.

Los directivos de la compañía cifraron en cerca de un millón los potenciales consumidores que se acogerán al bono social, y precisaron que el volumen que este grupo representa sobre el total podría ser incluso inferior al 3%.

Por otro lado, Sánchez Galán dijo "aplaudir" el debate "necesario" abierto sobre la energía, y dijo ser "optimista" al respecto. "Estoy seguro de que con este debate se va a conseguir que España tenga esa necesaria seguridad y estabilidad regulatoria que nos permita realizar las inversiones necesarias para disminuir nuestra dependencia exterior", señaló.