Las dos compañías tecnológicas cotizadas se han adjudicado un contrato de 5,1 millones de euros para la instalación de una red de comunicaciones inalámbricas para el gestor de aeropuertos AENA.