Indra prevé aumentar su facturación entre un 9,5 y un 10,5 por ciento este año, lo que implica unas ventas de entre 2.135 y 2.155 millones de euros, según consta en una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía mantendrá su modelo de negocio diferencial y su capacidad de apalancamiento para explorar adquisiciones.
El grupo tecnológico ha destacado que 2007, el año de la integración de Azertia y Soluziona, registrará un crecimiento elevado y aumento de rentabilidad, al tiempo que se caracterizará por un avance en la posición internacional.