Indra liderará el proyecto 'Optix', impulsado por la Unión Europea, que tiene como objetivo desarrollar nuevos métodos de detección de explosivos a distancia y que cuenta con un presupuesto de 3,3 millones de euros, informó hoy el grupo tecnológico. En concreto, el programa desarrollará un sistema capaz de identificar trazas de explosivo del orden de microgramos a 20 metros de distancia y determinar de qué tipo se trata. El prototipo estará operativo a finales de 2010 y las pruebas se extenderán hasta principios de 2012. La solución desarrollada será transportable y empleará un láser multipropósito de alta energía que actuará sobre el material u objeto sospechoso, excitando la sustancia e identificando su patrón químico. El grupo explicó que en estos momentos ya se ha completado la fase de definición de requisitos y funcionalidades y el pasado mes de agosto arrancó la fase de desarrollo.