La integración de Azertia y Soluziona podría seguir impulsando los resultados del grupo tecnológico, según los analistas del sector, que esperan de media un aumento del 30% en el beneficio y del 61% en la facturación hasta septiembre. Y es que según un sondeo realizado por Reuters entre 6 analistas, Indra habría registrado un beneficio neto de 109,2 millones en los nueve primeros meses del año frente a los 84 millones del mismo periodo del año pasado. Los ingresos habrían aumentado un 61%, hasta 1.586 millones de euros, y el resultado neto de explotación (EBIT) subiría un 45,7%, hasta 174,1 millones de euros, sin contar los costes de integración. "Estudiaremos la recuperación de los márgenes una vez se integren Azertia y Soluziona (empresas que Indra compró a en 2006 a Unión Fenosa a cambio de la entrada de la eléctrica en su capital)", dijo un analista de Fortis.