La empresa tecnológica Indra abonará a partir de este lunes un dividendo bruto por acción de 0,39 euros con cargo a los resultados de 2005, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El pasado 22 de junio, la Junta General de Accionistas de Indra aprobó el pago del citado dividendo, que supone duplicar la retribución ordinaria del ejercicio anterior y una rentabilidad por dividendo del 2,4%. El pago del dividendo supone para Indra un desembolso de 57 millones de euros y representa un "pay-out" (parte del beneficio que se destina al pago de dividendo) del 55%.