Gustan al mercado las cuentas de Indra, que lidera hoy las subidas del Ibex 35 con avances que llegan al 10%. La tecnológica, tras el cierre de ayer, presentó sus resultados de los nueve primeros meses del año, periodo en el que obtuvo un beneficio neto de 55 millones de euros, lo que supone una reducción del 35,4%. No obstante, la compañía confirmó sus estimaciones para el conjunto del año.

Resultados de Indra 2018

Indra ha reducido sus ganancias un 35,4% en los nueve primeros meses del año. En el tercer trimestre de 2018, el beneficio neto de Indra fue 18 millones de euros, lo que supone un 61,8% menos que los 47 millones de euros del mismo periodo de 2017. Elementos atípicos han sido los 'culpables' de este descenso, según ha informado la compañía de tecnología y consultoría.

En concreto, la compañía ha explicado que el beneficio neto hasta septiembre se ha visto afectado por "la sanción de la CNMC (13,5 millones de euros) y por mayores gastos de reestructuración de Tecnocom (variación de 5 millones de euros), así como por las mayores amortizaciones (variación de 21 millones de euros) y por el impacto de la optimización de las bases fiscales en Brasil en 2017".

Aumenta los ingresos y confirma previsiones para todo el 2018

resultados indra tercer trimestre 2018

A pesar de ello, Indra ha mejorado su rentabilidad, ha elevado los ingresos, la contratación y la cartera hasta septiembre y ha confirmado sus estimaciones para el conjunto del ejercicio 2018.

Por su parte, las ventas de Indra en los nueve primeros meses del año alcanzaron los 2.174 millones de euros, un 2,7% más en términos reportados en comparación con los 2.116 millones de euros del mismo periodo del año anterior y un aumento del 5,8% en moneda local. Este aumento se debe principalmente a la aportación de las adquisiciones y al fuerte crecimiento de Transportes en el tercer trimestre.

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 183 millones de euros, un 7,4% más en términos reportados y un 8,8% más en moneda local, lo que elevó el margen Ebitda desde el 8,1% de hace un año hasta el 8,4%.

La deuda neta de Indra se elevó hasta los 686 millones de euros en los nueve primeros meses de 2018, frente a los 680 millones de euros del mismo período de 2017.

Previsiones para el conjunto del año

"Los resultados de los nueve primeros meses de 2018 siguen mostrando un buen crecimiento de la contratación, por encima del propio aumento de los ingresos, mientras que la cartera sigue creciendo y ya supera el umbral de los 4.000 millones de euros. Todo ello mejora la visibilidad de nuestro crecimiento a futuro", ha remarcado el presidente ejecutivo de Indra, Fernando Abril-Martorell. "El desempeño de estos resultados nos permite mantener nuestros objetivos para el conjunto del año", ha subrayado.

En concreto, la compañía de consultoría y tecnología ha confirmado que mantiene las mismas estimaciones de ingresos, Ebit y flujo de caja libre ya comunicadas para el conjunto del ejercicio 2018.

Abril-Martorel ha explicado que durante el tercer trimestre Indra ha continuado con la ejecución de las iniciativas de transformación y cambio cultural comunicadas en su nuevo Plan Estratégico 2018-2020, y además ha intensificado su esfuerzo en gastos e inversión para continuar la mejora en los sistemas de información, en la transformación de sus fábricas y en la evolución de la marca.