Inditex registró un beneficio neto de 831 millones de euros durante los nueve primeros meses de su año fiscal 2009-2010 (desde el 1 de febrero al 30 de octubre), lo que supone un descenso del 1,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la compañía. Las ventas del grupo gallego se situaron en 7.759 millones de euros, con un incremento del 6% y del 8% una vez eliminado el efecto divisa, es decir, a tipos de cambio constantes.