Inditex obtuvo un beneficio neto de 375 millones de euros en el primer semestre de su ejercicio fiscal (desde el 1 de febrero hasta el 31 de julio), lo que supone un descenso del 8% respecto al mismo periodo del año anterior, informó hoy el grupo.
Inditex obtuvo un beneficio neto de 375 millones de euros en el primer semestre de su ejercicio fiscal (desde el 1 de febrero hasta el 31 de julio), lo que supone un descenso del 8% respecto al mismo periodo del año anterior, informó hoy el grupo. La cifra de negocio del grupo se situó en 4.861 millones de euros, lo que supone un incremento del 7%, si bien este porcentaje se eleva al 9% a tipos de cambio y perímetro constantes.

Por cadenas, todas registraron comportamientos positivos en sus ventas, con incrementos que oscilaron entre el 3% de Zara y el 24% de Stradivarius, a excepción de Zara Home, cuya cifra de negocio retrocedió un 7%.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 799 millones de euros, un 3% menos, mientras que el beneficio neto de explotación se situó en 492 millones, un 10% menos. Las ventas en superficie comparable del grupo registraron un descenso del 2%, frente al 1% de incremento del primer semestre de 2008.

El grupo subrayó que su estrategia de expansión internacional le ha permitido alcanzar una plataforma de ventas "muy diversificada", al tiempo que el peso de las ventas en tiendas internacionales se ha situado en el 68% del total.

La zona geográfica de mayor peso es Europa sin España, que proporciona el 44% del total de ventas en tienda. Asia ha incrementado significativamente su contribución a las ventas del grupo gracias a la "exitosa expansión y la favorable acogida" en la zona.

Los gastos operativos se mantuvieron bajo "estricto control" durante el período, para finalizar creciendo un 8%, principalmente como resultado de la nueva superficie comercial abierta.

En el primer semestre, el grupo abrió 166 tiendas en 35 países diferentes, lo que sitúa la cifra global de establecimientos a 31 de julio de 2009 en 4.430, distribuidos en 73 países.

En este sentido, la compañía mantiene el importante ritmo de crecimiento en el área asiática, y, por ejemplo, en China, se han superado ya las 50 tiendas con aperturas en ciudades como Qingdao y Changchun, y se han inaugurado las primeras tiendas de Pull and Bear y de Bershka en Pekín y Hong-Kong.

De esta forma, el crecimiento de la zona asiática sigue siendo uno de los ejes de la estrategia de expansión más importantes.

600 MILLONES EN INVERSIONES

El grupo invertirá este año 600 millones de euros, principalmente por la mayor eficiencia en la apertura de nuevas tiendas y en la reforma de las ya existentes, al tiempo que prevé incrementar en aproximadamente un 10% su superficie de venta, incluyendo la ya añadida durante el primer semestre.

Respecto al inicio del segundo semestre del año, las ventas en tienda a tipos de cambio constantes aumentaron un 9% en el período desde el 1 de agosto hasta el 14 de septiembre de 2009.

ZARA INICIA SU VENTA POR INTERNET


Por otro lado, la cadena Zara comenzará la venta 'online' de sus productos en la campaña otoño-invierno 2010. Inicialmente la venta por Internet se lanzará en España, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Portugal, para ser progresivamente introducida en todos los mercados en los que Zara tiene presencia.

En este sentido, el vicepresidente de Inditex, Pablo Isla, definió este lanzamiento como "un paso estratégico importante, encuadrado en la búsqueda permanente que el grupo Inditex realiza a diario para ofrecer el mejor servicio a los clientes en todo el mundo".

Por último, Inditex procedió al pago de 343 millones de euros, 0,55 euros por acción, el 4 de mayo de 2009 en concepto de dividendo a cuenta del ejercicio 2008, y distribuirá 0,50 euros por título el 2 de noviembre como dividendo complementario.