Los títulos de Inditex cedían un 3,8% en un mercado que se preparaba para una reducción del crecimiento de los beneficios del tercer trimestre de la empresa, que se publicarán el 12 de diciembre. Los analistas esperaban una desaceleración del crecimiento de las ventas comparativas desde un excepcional 7%, registrado en la primera mitad del año hasta el 4 ó 5% en todo el año, cifra que se encuentra dentro del rango de previsiones.