El indicador de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan subió en agosto a 61,7 enteros, cinco décimas por encima del dato de julio. Sin embargo, este resultado es peor de lo esperado, ya que el consenso de Bloomberg esperaba un dato de 62.