La confianza de las empresas constructoras de viviendas en Estados Unidos mejoró en abril, a medida que aumentaba la percepción de que la crisis del sector inmobiliario podría haber tocado fondo.  El índice de ventas de viviendas unifamiliares nuevas, que compila la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas de Estados Unidos, o NAHB por sus siglas en inglés, se ubicó en abril en 14, frente a la lectura de nueve en marzo. El índice de abril corresponde a la lectura más alta en seis meses.  "Esta es una señal bastante alentadora de que estamos en o cerca del fondo de la actual depresión en (el sector de) la vivienda", afirmó David Crowe, economista jefe de la NAHB.  Dentro del índice general, el componente de ventas actuales de viviendas unifamiliares se ubicó en 13 en abril, frente a la lectura de ocho observada en marzo.  Este índice mide las condiciones actuales de venta.