La actividad en el sector de los servicios de Estados Unidos se expandió en septiembre, con lo que puso fin a un cadena de casi de un año de retrocesos.
El Instituto de Gestión de Suministros, o ISM, informó el lunes que su índice de actividad no manufacturera ascendió a 50,9 el mes pasado, desde la lectura de 48,4 en agosto, mientras que su índice de actividad/producción empresarial, se ubicó en 55,1 el mes pasado, frente a la lectura de 53,1 en agosto.  Las lecturas inferiores a 50 indican una contracción en la actividad.   

Los economistas encuestados por Dow Jones Newswires habían proyectado, en promedio, una lectura de 50,0 para el índice general de septiembre.

El informe del ISM abarca principalmente compañías del sector de los servicios, las cuales son responsables de la mayoría de la actividad económica en Estados Unidos, y se publica en momentos en que se considera que la economía está emergiendo lentamente de la peor recesión en décadas.