El índice ISM de gerentes de compra del sector manufacturero subió en marzo en Estados Unidos hasta los 36,3 puntos desde los 35,8 del mes anterior. El dato es mejor de lo esperado, ya que los analistas consultados por Bloomberg habían previsto una lectura de 36,0 enteros. Una lectura por debajo de 50 puntos muestra contracción de la actividad. El indicador acumula 14 meses por debajo de esa puntuación.