El sector manufacturero en el área de Filadelfia continuó deteriorándose en marzo, aunque a un ritmo inferior al del mes previo.  El Banco de la Reserva Federal de Filadelfia informó el jueves que su índice de condiciones empresariales -un indicador de la salud del sector manufacturero en la región- se ubicó en -35,0 en marzo, lo que se compara con la lectura de -41,3 en febrero.  Los economistas habían proyectado una lectura de -39,3 para marzo.  Las lecturas negativas indican una contracción de la actividad y describen la amplitud del cambio.  "Aunque los ejecutivos del sector manufacturero de la región continúan esperando cierta recuperación durante los próximos seis meses, la mayoría de los indicadores de la actividad futura descendieron este mes", indicó el informe.  "Las firmas esperan que las pérdidas de empleo continúen, y los planes para los gastos de capital continúan siendo reducidos", agregó.