Las tensiones están de vuelta en los mercados de renta variable con Grecia pendiente de firmar su quita, de la que se especula podría alcanzar el 65%, pero fundamentalmente pendientes de la subasta de deuda de Portugal cuya prima de riesgo supera los 1.240 puntos básicos; sus bonos a dos años en el 14,45%. El Ibex 35 abre con cesiones del 0,30% con toda la banca en negativo. El euro/dólar, mientras, abre en el 1,28 sin novedad al frente.

El Ibex 35 pierde los 8.500 puntos en los primeros compases de la sesión con pérdidas que se acumulan y avanzan más allá del 0,30%. Con la mayor parte de la tabla cotizando en rojo, Arcelor Mittal es el farolillo rojo en esta apertura con un recorte cercano al 2%, seguido ya del sector financiero: el Banco Popular cae un 1,38%, mientras que BBVA y Santander se dejan cerca del punto porcentual.

Las constructoras, también bastante perjudicadas en la apertura, ceden más de un 1,30% tanto OHL como ACS. Respecto a la primera de ellas, Ana Rafels, asesora de análisis de Ana Rafels EAFI, se mantiene positiva respecto al valor al asegurar que OHL “se aproxima a la zona de resistencias a vigilar que es la zona de 21,70 euros. Si finalmente esta zona se superara al alza el título podría avanzar hasta niveles de los 23 euros e incluso a la zona de 25 euros.”

Al otro lado de la tabla, Grifols es el único valor destacado en la apertura con un repunte del 1,30%, también acompañado en el verde por Inditex o Ebro Foods que no llegan al 0,5% de rebote.

Una apertura que se preveía semiplana va tendiendo ya hacia el lado de los recortes también en Europa. El Eurostoxx 50 abre plano por encima de los 2.300 enteros en el que la banca española encabeza los recortes de la mano del Santander y BBVA. Entre estos dos valores se cuela una jornada más el italiano Unicredito con un recorte cerca al punto porcentual. Telefónica e Iberdrola se colocan también en la parte alta de pérdidas dentro del selectivo continental.

Respecto a los homólogos del Ibex 35, el Dax Xetra conserva los 6.300 puntos aunque se inclina ya por las pérdidas, muy contenidas eso sí, mientras que el Cac parisino cede un 0,43% en los primeros compases de este miércoles.
La paridad euro/dólar abre ligeramente al alza en el 1,28 en una jornada cargada de datos macro en Estados Unidos que podrían inclinar la balanza a favor del dólar americano. Todo a pesar del repunte más que notable de las tensiones sobre la deuda periférica, en concreto sobre la deuda lusa. Portugal vive jornadas de vértigo teniendo en cuenta la curva invertida que presentan la rentabilidad de sus bonos.

Hoy se enfrenta “por primera vez a una subasta de deuda superior a los 2,5 millones de euros”, como recuerda el analista jefe de Citigroup, José Luis Martínez Campuzano. El Instituto Gestor de la Tesorería y la Deuda de Portugal buscará colocar hasta 2.500 millones en letras con vencimiento a tres, seis y once meses. La última vez que Portugal acudió a los mercados para colocar deuda a un plazo superior fue el 6 de abril de 2011, cuando subastó deuda a doce meses a un interés medio del 5,90%. Hoy, lo hace con una prima de riesgo disparada en los 1.244 puntos básicos, lo que hace prever una subasta de vértigo. Por su parte, el spread de deuda español amanece contenido en los 340 puntos básicos.