Inapa, una de las principales distribuidoras europeas de papel, perdió 9,3 millones de euros en el tercer trimestre del año, una caída del 105% respecto al mismo periodo de 2006, informó hoy la compañía en un comunicado. La empresa portuguesa justificó las pérdidas registradas por el aumento de los costes financieros, que superaron los 6 millones de euros, y por los derivados del cierre de su unidad de negocio en Italia. El EBITDA (resultado bruto de explotación) creció un 31%, hasta los 27,9 millones de euros, mientras que las ventas alcanzaron los 796 millones de euros, 4,6 millones de euros más que en el ejercicio anterior. Los costes operacionales se redujeron un 4,6%, para situarse en 5,9 millones de euros, en periodo en el que concluyó la compra del 32,5% del capital de la compañía con la que opera en Suiza.